viernes, 22 de mayo de 2009

BARRAS DE COURRECH

DETRÁS DE LA MENTIRA DEL SEXO EN LA MUJER

En primer lugar quiero saludar a mi gran amigo Bastardetti, que con su singular manera de ver la vida nos hace romper paradigmas y nos envuelve en un torbellino de emociones generadas con sus letras. Y ahora es él mi fuente de inspiración, permiso compadre.

Hace unas semanas estaba con unos amigos en la madrugada tomando a las fueras de la casa de uno de ellos, mi amigo estaba acompañado y bebiendo con una chava que no estaba de mal ver, a los cuales llamaremos Serena y Darien (jajaja bien Sailor Moon). Serena evidentemente se sentía atraída por el y el jugaba en la luna como si fuera “Luna” (la gata de Serena en la serie, por cierto solo uso el termino “gata” para dar el efecto deseado en ustedes con respecto a la situación que observe). En fin me acerque a platicar con ella interesándome en cual era su forma de pensar al igual que un explorador se acerca a la jungla o en este caso a un volcán si hubiera sabido de sus ansias de placer; le hice las preguntas de rutina: ¿Cómo te llamas?, ¿que onda con mi amigo? y demás, hasta que le comente en alguna vertiente del rio de nuestra conversación guiada por los vientos del alcohol: “traigo cascos (condones) en mi auto si te lo quieres dar con mi amigo”, ella me dijo: “no como crees además, si me gusta Darien, pero no me acuesto a la primera con alguien, seria más adelante con el tiempo…” jajajajajajajajajajajajajajaja que razón tenia Einstein al referirse que el tiempo es relativo jajajajajajajaja, cuando lo escuche sinceramente le creí, bajo el principio “La buena fe se presume salvo prueba en contrario” pero ella si se lleva las palmas, PASARON CINCO MINUTOS cuando Darien la metió a su casa, y pasaron otros DIEZ en que salieran (tal vez sea una de las razones principales por el cual cambie los nombres, jejeje, ya después hable con mi amigo y me dijo que no eyaculo) saludándome Darien de mano en forma peculiar, (tal vez si hubiera puesto mas atención podría haberme percatado del olor a marisco que emanaba de la otra mano que escondía), posteriormente seguimos platicando tranquilamente como hasta las 6:00 de la mañana y cada quien se retiro a su casa.

Este ha sido el preámbulo del tema a tratar, cuales son las fuerzas que existen y llevan a mentir a las mujeres con respecto a su sexualidad frente a los hombres o terceras personas.

¿Que pudo llevar de manera general a Serena a mentir, sobre todo en estos tiempos, donde la liberación femenina ha permeado en su mayoría a las personas urbanizadas en nuestra zona (sur de Tamaulipas)?

Todos mentimos y analizándolo desde un punto de vista socio psicológico esto permite que nuestras estructuras sociales permanezcan unidas reduciendo el roce entre los miembros del grupo y por otro lado la difícil o imposible asimilación de la verdad a Altos costos por parte del receptor o receptores de la mentira.

En este orden de ideas es muy posible que el poema “Hombres necios que acusáis” de Sor Juana Inés de la Cruz tenga vigencia hasta nuestros días en su cuarta estrofa:
“Parecer quiere el denuedo de vuestro parecer loco, al niño que pone el coco y luego le tiene miedo”.
Y solo cito esa estrofa para no caer en una bipolaridad de posiciones (feminismo o machismo), que como la mayor parte de los fenómenos del universo existen en interdependencia de otros, y pienso que este no es la excepción, la relación entre los hombres y las mujeres en este caso coexisten por las necesidades y expectativas mutuas incluyendo sus disyuntivas.

Pienso que uno de los factores claves que coexisten entre ambas partes y que forman nuestra convivencia es el miedo; el miedo por un lado de las mujeres en la satisfacción de sus necesidades primarias como es de la reproducción y/o sexual sean etiquetadas en el proceso de “Putas” que conlleva a que los hombres no la tomen en serio para relaciones emocionales que es un factor de alta preponderancia para ellas y en interdependencia a este, el miedo de los hombres, que en las relaciones emocionales su habilidad para el manejo de las emociones es menor al de las mujeres (como lo he mencionado en anteriores columnas es debido a nuestra estructura neurológica), por lo cual a su vez son fácilmente manipulables en muchas ocasiones atraves del sexo y uno de los temores de ellos es que la mujer haya generado patrones de conducta poligámicas (a lo cual se le llama de manera radical puta o zorra) mientras que el hombre se vería enganchado y en desventaja por lo cual pienso que muchas veces como mecanismo de auto defensa el hombre trata de retirar las emociones del acto sexual; y por otro lado la exacerbación del coito y rendimiento del hombre en la relación y su necesidad de gloria en el proceso que siente seriamente amenazada cuando sabe el hombre que la mujer en cuestión con que se encuentra en dicho ritual a tenido mucha experiencia en ello.

Por otro lado pienso que existe de manera muy residual esta idea de mal y castigo con respecto al coito proveniente desde un punto de vista dogmatico -religioso y machista que entinto nuestras primeras épocas como sociedad mexicana.

Pienso que la mejor manera de reducir la necesidad de mentir de las mujeres seria de momento, el hablar claro y de buena manera con los hombres cuando exista peligro de afectar su imagen y hasta donde llegara la relación y condiciones; en otra arista es necesario que el hombre fortalezca su auto estima y valor sabiendo que por el solo hecho de tener vida los tiene y los consagre y no los radique o permita que se vulneren por el ámbito sexual y además perfeccione sus técnicas amatorias con la idea del placer mutuo.

Se me hace una buena noticia y felicito a la mujer el que pueda también ponerse en igual de condiciones al hombre en el ámbito sexual, esto se da con mayor frecuencia y las aliento a seguir avanzando en esta tarea de una manera inteligente, colectiva y justa, siendo esto parte de su liberación femenina.

Por favor envíenme lo que piensan a leon_relg@hotmail.com porque de hecho estas palabras las escribí para ustedes, ya que es el compartir una manera de crecer.

COURRECH.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal